FAPAS CyL se suma a las reivindicaciones de CERMI MUJER

 
Castilla y León se une al manifiesto ‘Yo decido’ de CERMI Mujeres en el Día Internacional de la Mujer y denuncia los obstáculos que tienen las mujeres con discapacidad para tomar decisiones

El Comité Autonómico de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) Castilla y León se une al Día Internacional de la Mujer a través de la Fundación CERMI Mujeres (FCM), que ha lanzado su manifiesto con el título de ‘Yo decido’. En él se denuncian los obstáculos a los que se enfrentan a las mujeres con discapacidad para tomar decisiones de una manera plena, libre, igualitaria e inclusiva sobre cuestiones que afectan a su vida.

En el manifiesto, leído por Sandra Vara, miembro de Plena Inclusión Castilla y León, y Elena Briongos, presidenta de la Federación Salud Mental de Castilla y León, junto con el presidente del CERMI CyL, Juan Pérez, en nombre de las 80.000 mujeres con discapacidad en Castilla y León, piden que se adopten medidas especiales de carácter temporal y ajustes razonables para mejorar su participación en la toma de decisiones, ofreciendo herramientas y mecanismos accesibles.

En su lectura reconocen a las mujeres con discapacidad como protagonistas únicas de sus vidas y exigen no solamente la puesta en marcha de acciones de formación, información y empoderamiento acerca de derechos, sino también una ardua tarea de denuncia y de concienciación de toda la sociedad en general para desterrar paradigmas capacitistas y machistas contrarios a los derechos humanos.

De esta forma, conmemoran esta fecha trasladando a la opinión pública su preocupación por el sistemático incumplimiento de los derechos de las mujeres en todo el mundo y muy especialmente por la exclusión en la que viven las mujeres con discapacidad y los obstáculos que existen para poder tomar decisiones sobre cuestiones que afectan a su vida.

Por este motivo, en el manifiesto se exige que los poderes públicos colaboren con las organizaciones que representan a las mujeres y niñas con discapacidad para garantizar su participación directa en todos los derechos de adopción de decisiones en el ámbito público y en entorno seguro, sobre todo en lo que atañe a la elaboración de políticas relativas a los derechos de las mujeres y la igualdad de género y la violencia de género contra las mujeres, que comprende la violencia sexual y los abusos sexuales.

En concreto, indican que la participación y el liderazgo de las mujeres es ante todo un derecho humano básico, que debe ser garantizado con el fin de asegurar el ejercicio del resto de los derechos humanos y libertades fundamentales sin excepción: educación, empleo, salud, derechos sexuales y reproductivos, vida en la comunidad, relaciones familiares, participación política, empoderamiento económico, acceso a la justicia, incluyendo el derecho que tienen las niñas con discapacidad a ser escuchadas y a expresar su opinión sobre los asuntos que les atañen.

Otra de las reivindicaciones es que se tenga en consideración la vertiente empoderante de la autonomía personal en las reformas que se acometan a la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia.

Asimismo, CERMI CyL se suma a la petición de Fundación CERMI Mujeres para que se imparta formación a las mujeres con discapacidad acerca de su salud, sus derechos sexuales y reproductivos, que se adopten medidas de apoyo para acceder el mercado laboral y que se den ayudas para que las empresas contraten a más mujeres con discapacidad, sobre todo a las que tienen grandes necesidades de apoyo.

Por todo ello, las mujeres con discapacidad de Castilla y León se suman a las reivindicaciones de la Fundación Cermi Mujer y al grito de “¡Nada sobre nosotras sin nosotras!” exigen:

1.- Que se lleve a cabo una aplicación empoderante del sistema de apoyos para la toma de decisiones en aplicación de la Ley 8/2021, que supere el modelo paternalista de la legislación anterior, fijando para ello las ayudas, servicios y asistencias que las mujeres precisemos en todos los ámbitos de la vida, respetando, en todo caso, nuestro derecho a decidir, así como nuestra voluntad y preferencias.

2.- Que las reformas que se acometan a la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia tomen en consideración la vertiente emancipatoria de la autonomía personal, impulsando medidas, recursos y servicios que faciliten a las mujeres con discapacidad poder tomar nuestras propias decisiones.

3.- Que unida a la erradicación de la esterilización forzosa de nuestro ordenamiento jurídico, se arbitren acciones encaminadas a informar y formar a las mujeres con discapacidad acerca de su salud y sus derechos sexuales y reproductivos con el objetivo de garantizar la toma de decisiones en este ámbito.

4.- Que se adopten políticas públicas para el acceso al mercado laboral que permitan reforzar nuestra autonomía a la hora de adoptar decisiones que nos afectan. Esto implica, entre otras cosas, proceder a la revisión del marco de incentivos establecidos con carácter general para el fomento de la contratación de personas con discapacidad, en el sentido de elevar para el caso de mujeres con discapacidad, así como las que tiene intensas necesidades de apoyo dichos en un 40 %, de forma que se dé preferencia a su contratación.

5.- Que se adopten medidas especiales de carácter temporal y ajustes razonables para mejorar nuestra participación en la toma de decisiones, ofreciéndonos herramientas y mecanismos accesibles para que podamos participar de manera plena, libre, igualitaria e inclusiva. Esto implica la promoción de organizaciones de mujeres y niñas con discapacidad como mecanismo para posibilitar nuestra participación en la vida pública.

6.- Que los poderes públicos colaboren con las organizaciones que representan a las mujeres y niñas con discapacidad a fin de garantizar nuestra participación directa en todos los procesos de adopción de decisiones en el ámbito público, en un entorno seguro, sobre todo en lo que atañe a la elaboración de políticas relativas a los derechos de las mujeres y la igualdad de género, y la violencia de género contra las mujeres, lo que comprende la violencia sexual y los abusos sexuales.

7.- Que la futura Recomendación núm. 40 del Comité CEDAW centrada en la representación igualitaria e inclusiva de las mujeres en los sistemas de toma de decisiones tome en consideración a las mujeres con discapacidad.

Representantes del CERMI Castilla y León acudirán mañana a la manifestación del 8M que se celebrará en Valladolid con una pancarta que lleva como lema ‘Nosotras también somos mujeres’.

FAPAS CyL es el responsable del tratamiento de sus datos personales. Utilizamos cookies técnicas que son necesarias para el funcionamiento de la página web y, si Ud. lo consiente, utilizaremos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios; medir la audiencia; identificar las preferencias y mostrar publicidad mediante el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios (por ejemplo, páginas visitadas). Consulte nuestra Política de Cookies AQUÍ.   
Privacidad