General

La CNSE exige la adecuación de los servicios sociales, sanitarios, jurídicos y de seguridad a la realidad de las mujeres sordas.

  • Reclama la implementación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género para acabar con la desigualdad de oportunidades

Madrid, 22 de noviembre de 2019 En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género contra la Mujer, la CNSE (Confederación Estatal de Personas Sordas) reivindica la plena adecuación de los servicios sociales, sanitarios, jurídicos y de seguridad a la realidad de las mujeres sordas, así como de las campañas de sensibilización y de cualquier tecnología a favor de las víctimas.

A través de la publicación de un manifiesto, https://youtu.be/D9tFFdMv_rQ , la entidad quiere llamar la atención sobre la vulnerabilidad de las mujeres sordas que sufren violencia machista, dado que no cuentan con igualdad de oportunidades a la hora de acceder a los servicios existentes para erradicar y prevenir esta violencia  En este sentido, urge a que se garantice la plena accesibilidad en lengua de signos de las personas sordas usuarias de esta lengua al teléfono de emergencias 112, y a todos aquellos teléfonos públicos a disposición de la ciudadanía, a través del servicio de videointerpretación a la lengua de signos SVIsual que ya se utiliza en el 016, el 062 y el 091, tal y como se contempla en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

La Confederación reclama, asimismo, la formación de mujeres sordas como mediadoras ante la violencia de género para que puedan seguir, acompañar y apoyar a la víctima durante todo el proceso y ofrecer asesoramiento a los profesionales que deben atender a la mujer sorda. También solicita que se instruya al personal que interviene en actuaciones contra la violencia sobre las mujeres (judicatura, fiscalía, medicina forense, policía, profesionales de la sanidad, del trabajo social, etc.) acerca de la realidad psicosocial, comunicativa y diversa de las mujeres sordas.

De igual modo, insta a la creación de protocolos de actuación coordinada e inclusión de profesionales de la interpretación a la lengua de signos y de mediadoras para las mujeres sordas víctimas, en las distintas fases del proceso.

Por último, recuerda la importancia de proveer de ayudas económicas a las entidades asociativas de personas sordas que desarrollan servicios específicos de atención y orientación a este colectivo. Tal es el caso del servicio ALBA, una plataforma accesible en lengua de signos especializada en la atención, el asesoramiento, y el acompañamiento a aquellas personas sordas que precisen una salida a la violencia de género, impulsada por la CNSE con la financiación del 0,7 por ciento del IRPF del Ministerio de Sanidad, la Fundación Mutua Madrileña, y la Fundación ONCE.   http://www.cnse.es/proyectoalba/

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Las cookies se encuentran bloqueadas. Si no las aceptas, no podrás ver algunos de los contenidos de esta web. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar