Seminario CERMI: «Tendencias de futuro, oportunidades y retos»

“El movimiento de la discapacidad es un factor de mejora colectiva no solo para las personas con discapacidad, sino para toda la sociedad”
Así lo expuso el CERMI durante la apertura del seminario ‘Tendencias de futuro, oportunidades y retos’, organizado por la Comisión de Cooperación e Innovación Asociativas de dicha entidad

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) aseguró este jueves que “el movimiento de la discapacidad es un factor de mejora colectiva no solo para las personas con discapacidad y sus familias, sino para toda la sociedad”.

En estos términos se expresó el presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, durante la apertura del seminario ‘Tendencias de futuro, oportunidades y retos’, organizado por la Comisión de Cooperación e Innovación Asociativas del CERMI Estatal, y celebrado en el Complejo Deportivo y Cultural de la ONCE en Madrid.

El objetivo de esta jornada es reflexionar desde el movimiento CERMI sobre las fórmulas de afrontar los retos dentro del ámbito de la discapacidad y también acerca de su aportación a otros desafíos sociales como la igualdad de género, la lucha contra el cambio climático, el futuro del empleo, etc, tal y como se evidenció en la I Convención ‘El futuro de lo social (lo social tiene futuro), celebrada en Valencia el pasado año, donde participaron personas expertas del ámbito académico, de lo social, de la política y de la economía.

Durante la mesa inaugural, conducida por Mar Barbero, miembro de la Comisión de Cooperación e Innovación Asociativas del CERMI, Pérez Bueno recordó que las personas con discapacidad han estado históricamente “en los márgenes”, por lo que su posición ha sido tradicionalmente “la de pedir que se nos ponga en posición de igualdad de oportunidades, de contar y de ser como un miembro más de la familia humana”. En cambio, indicó que “ya no estamos solo en situación de pedir, sino también de dar” y “ser un instrumento de cambio permanente que llegue a toda la sociedad”.

El vicepresidente primero de Fundación ONCE, Alberto Durán, repasó los principales ejes en los que trabaja actualmente esta organización para “retener talento y atraer a gente nueva al sector social de la discapacidad”, con iniciativas como más de 700 becas de formación para personas con discapacidad. Resaltó también la importancia que se da al apoyo a la incorporación al mercado de trabajo y avanzó que este año se reforzará el respaldo a personas con discapacidad que deseen acceder al empleo público.

Zona de confort

Mientras, el presidente de la Comisión de Cooperación e Innovación Asociativas del CERMI, Paulino Azúa, aseguró que es fundamental que las organizaciones “salgan de su zona de confort”, tanto en el ámbito de la discapacidad como en el tercer sector de acción social en general, para “configurar un presente más fuerte y un futuro esperanzador”. Además, destacó la importancia de que el sector de la discapacidad siga reforzando su colaboración con otras organizaciones sociales “para mejorar la sociedad”.

Tras la mesa inaugural, tuvo lugar la ponencia ‘10 tendencias y oportunidades para la sociedad digital 2030’, a cargo de Conrado Castillo, ceo de Rooter, quien fue presentado por la miembro de la Comisión de Cooperación e Innovación Asociativas del CERMI Bárbara Palau. Durante su intervención, Conrado Castillo expuso los principales retos y oportunidades que se derivan del creciente número de datos que la ciudadanía genera en su día a día en “un mundo digital”.

“SOCIEDADES TEMEROSAS”

Por otro lado, Carmen Jáudenes, también miembro de la Comisión de Cooperación e Innovación Asociativas del CERMI, moderó una mesa redonda en la que la asesora ejecutiva de la Fundación Ecología y Desarrollo, Cristina Monge, advirtió de “la desafección” que ha generado la crisis económica “y de la que la sociedad todavía no se ha recuperado”. En este punto, dijo que “somos sociedades temerosas y no identificamos a nadie que dé un cielo protector, papel que ha jugado el Estado. Las sociedades occidentales hemos vivido mucho tiempo en la certidumbre que daba el conocimiento científico, y ahora tenemos que vivir en la incertidumbre”.

Precisamente, sobre las dudas que existen sobre el futuro del mercado laboral, Monge comentó que “la historia demuestra que cuando hay revolución tecnológica se destruye empleo, pero se generan más puestos de trabajo”, por lo que se mostró optimista, aunque apeló a que “no se deje a nadie atrás”.

El catedrático en Psicología de la Discapacidad por la Universidad de Salamanca, Miguel Ángel Verdugo, y el catedrático en Sociología por la Universidad de Alcalá de Henares, Gregorio Rodríguez, abordaron otros retos sociales existentes a los que las organizaciones sociales tendrán que enfrentarse “en este proceso inmenso de cambio que estamos viviendo”. Asimismo, al igual que Cristina Monge, instaron a luchar contra la “desafección” existente en la sociedad.

Por último, las decenas de personas asistentes a la jornada participaron en grupos de trabajo en diferentes dinámicas para contribuir a generar ideas para enriquecer un documento que el CERMI está preparando para afianzar la hoja de ruta que sirva para fortalecer el movimiento de la discapacidad en lo que a cooperación e interacción con otros movimientos sociales se refiere.

Estas conclusiones fueron puestas en común por parte de todos los grupos en un coloquio, cuya clausura corrió a cargo de los expertos Javier Albor y Víctor Bayarri, miembros de la Comisión de Cooperación e Innovación Asociativas del CERMI Estatal.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Las cookies se encuentran bloqueadas. Si no las aceptas, no podrás ver algunos de los contenidos de esta web. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar